Paso fronterizo EL Ceibo

Cómo Cruzar las Fronteras Terrestres en Centro y Norte América

¿Cómo pasar de un país a otro con una casa rodante o camper? ¿Qué documentos se necesitan para hacer los trámites? ¿Cuánto cuesta cruzar las fronteras terrestres? Éstas y otras preguntas se hacen los viajeros antes de empezar un recorrido por carretera a lo largo del continente Americano. Aquí te explicamos los requisitos generales y nuestras experiencias en particular en el paso de las fronteras de Centro y Norte América.

Aunque hay requerimientos comunes a todos los países, cada uno tiene sus especificidades y varían con el tiempo. Es importante siempre consultar la información oficial y actualizada para no tener ningún contratiempo.

Control migratorio en Mexico

Migración (para las personas)

Lo primero es averiguar los requisitos que exige Migración del país para la entrada de turistas extranjeros. Viajeros y agencias de viajes te pueden brindar información pero lo más importante es consultar las fuentes oficiales. El sitio web del gobierno del país o de la autoridad migratoria correspondiente suelen publicar los requerimientos para los viajeros, las actualizaciones a dichas normativas y las especificidades para diferentes grupos de nacionalidades.

Es necesario un pasaporte que tenga todavía varios meses de vigencia, aunque algunos países tienen convenios con sus vecinos para que sus ciudadanos usen el documento de identidad nacional en el momento de hacer su trámite migratorio. Además, en dependencia de la nacionalidad, puede ser necesaria una visa obtenida de antemano.

Otro detalle a tener en cuenta son las situaciones excepcionales que pueden imponer restricciones o requisitos adicionales (como por ejemplo: seguros médicos, pruebas de solvencia económica, vacunas, etc.)

También hay países que exigen a los turistas que rellenen un formulario de entrada. En algunos casos esto debe hacerse en línea y con un cierto tiempo de antelación; en otros, se hace en la oficina fronteriza.

El trámite de entrada es gratuito en algunos países pero en otros tienen un costo y muchas oficinas no aceptan tarjetas de crédito, por lo que contar con dinero en efectivo (si es en la moneda local, mejor) es algo a tener en cuenta. Es muy importante guardar los comprobantes de pago y cualquier otro documento que entreguen, pues a veces hay que mostrarlos cuando uno va a salir del territorio nacional.

La salida del país debe hacerse por un puesto fronterizo para sellar debidamente el pasaporte y que no queden pendientes en el sistema que puedan ser un problema para visitas futuras. En algunos países en el proceso de salida hay que hacer un pago, que no es mucho, pero para el que hay que contar con dinero en efectivo.

Es crucial informarse de cuál es el período de estancia permitido para un turista y no exceder ese tiempo para no incurrir en multas u otro tipo de sanciones. La oficina de migración en la frontera es el mejor lugar para preguntar esto (aunque es bueno corroborar la información con otras fuentes); a veces suele ser algo imprecisa la información que se obtiene en oficinas locales; no podemos contar con que todo agente esté lo debidamente preparado para el trabajo que realiza.

La  Mesilla, frontera México- Guatemala

Aduana (para el vehículo y las pertenencias en general)

En los viajes por tierra, esta gestión es muy importante y suele ser la que más tiempo toma en el paso fronterizo.

Para tramitar el permiso de importación temporal del vehículo (TIP, por sus siglas en inglés) las autoridades harán una serie de inspecciones al mismo y pedirán los documentos correspondientes. De nuevo, la información más confiable se obtiene de las fuentes oficiales.

Aunque cada país impone sus reglas, lo habitual es que se necesiten los documentos del dueño y conductor (pasaporte y licencia de conducción vigentes) y los papeles de propiedad y permiso de circulación del vehículo (o placas), también vigentes. Por lo general hay que presentar, además de los originales, varias copias. En algunas fronteras hay pequeños negocios privados de copiado e impresión de documentos, pero no en todas, por lo que es conveniente traer las copias de antemano.

En algunos países este trámite es gratuito, pero en otros tiene un costo nada despreciable para el que hay que ir preparados con dinero en efectivo. A veces el pago hay que hacerlo en un banco o agencia externa y debe tenerse en cuenta que pueden estar cerrados los domingos y días feriados. Informarse bien en cada situación.

El permiso tiene una duración limitada (que puede no coincidir con el tiempo asignado por migración a las personas). Aconsejamos no exceder este plazo en ningún caso porque la penalización puede ser desde una multa hasta el decomiso del carro. Es posible en muchos lugares extender o prorrogar este permiso, pero hay que saber a dónde dirigirse para realizar el trámite.

Otro gasto a considerar es el seguro del vehículo. En algunos países es requisito obligatorio para transitar, y de no tenerlo se incurre en una infracción. Por lo general pueden adquirirse en pequeñas agencias en la zona fronteriza o en línea.

Lo último a tener en cuenta en Aduana, son las regulaciones de entrada y salida de mercancías de cada país. En muchos no está permitida la entrada de armas, municiones, sustancias controladas, drogas, y productos agrícolas o de granja y está limitada la cantidad de licor y tabaco que podemos traer. A veces los oficiales de aduana harán una inspección muy somera, pero otras revisarán el vehículo a fondo y pueden decomisar los productos no autorizados o incluso denegar la entrada al país de su portadores. Una vez más, estar bien informados puede ahorrar muchos disgustos y demoras en el trámite aduanal.

Éstas son las fronteras que hasta el momento hemos cruzado durante este viaje, aquí hablamos de cada una en detalles:

Busca apoyo en otros viajeros con experiencia, en aquellos que acaban de cruzar al país que quieres visitar o en quienes incluso te puedan poner en contacto con otras personas que tengan más información que cualquiera de nosotros. Explora los Grupos de Viajeros de Whatsapp y Télegram que conocemos.

Puedes encontrarnos en este grupo de viajeros:

Mascotas

Para aquellos que viajan con sus queridos animales de compañía también hay requerimientos en el momento de cruzar de un país a otro. En cada caso hay que obtener la información de fuentes confiables. Por regla general, solicitan a los viajeros documentos de salud actualizados (con vacunas) de sus mascotas y un pago por el trámite de autorización de entrada.

Otras Consideraciones

Para pasar de un país a otro por la frontera terrestre, no hace falta ninguna cualidad especial. Con tener los documentos requeridos y abonar la cuota correspondiente es suficiente. Lo que sí hace falta es una buena dosis de paciencia y ecuanimidad porque el proceso puede ser lento y aburrido. Recuerda siempre ser cortés y educado para no desatar situaciones desagradables. Como en todas las demás esferas de la vida, puedes cruzarte con oficiales corruptos o necesitados de ejercer su cuota de poder; en ese momento es importante comportarse con serenidad y firmeza; si todo está en regla, no pueden impedir que pasemos.

En muchas fronteras hemos encontrado los llamados “tramitadores”: personas que te cobran por hacerte los trámites migratorios y aduanales. Más bien lo que hacen es guiarte o acompañarte, pues la mayoría de las gestiones son personales. Nuestra experiencia es que son absolutamente innecesarios y en algunos casos pretenden estafarte diciendo que tu trámite está estancado y se necesita de un poco de dinero para “engrasar el mecanismo”. Otras veces hasta los hemos visto con los papeles de sus clientes, haciendo las gestiones por su cuenta, fuera de la vista de sus reales portadores y manipulándolos sin el cuidado con el que hace falta tratar tan importantes documentos. De cualquier manera, si decides usar este servicio, asegúrate de conservar siempre tus documentos y no permitir que nadie se los lleve lejos de ti. Nunca se sabe si hay alguna trampa detrás.

Los países por lo general tienen varios puestos fronterizos. Al elegir por cuál vas a pasar, ten en cuenta que algunos suelen tener más tráfico que otros y que hay días de la semana de menor actividad. Investiga, pregunta a otros viajeros, porque esto puede influir en el tiempo que demores en hacer tu trámite. Sea cual sea el paso de frontera elegido, es bueno ir siempre temprano en la mañana, para evitar salir de allí muy tarde y tener que manejar de noche. Ten un plan de dónde vas a pernoctar una vez admitido en tu nuevo destino.

Si aún no has visto nuestro viaje en detalles, puedes ir aquí