Cruzar la frontera de México a Guatemala con Motorhome o Camper

CA-4: Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua constituyen una entidad internacional para asuntos migratorios. Ellos emiten un permiso de estancia de 90 días para los cuatro países. De todas maneras, para pasar de uno a otro, es necesario hacer trámite migratorio y de aduana en cada uno.

Cruzar la frontera de Mexico a Guatemala

Cruzar la frontera hacia Guatemala

México y Guatemala comparten varios puntos fronterizos. Según del área de Guatemala que se quiera visitar primero, se puede escoger la delegación fronteriza. Importante informarse bien para evitar zonas inseguras o donde hay acumulación de inmigrantes indocumentados porque puede ser más lento todo.

Antes de presentarse en el puesto fronterizo, es importante tener listos todos los documentos que se van a necesitar. El Instituto Guatemalteco de Migración establece los requisitos de entrada al país. Para saber si tu nacionalidad requiere visa, mira aquí. En el caso de no requerir visa, con el pasaporte vigente es suficiente para ingresar al país.

Para el permiso de importación temporal del vehículo (TIP), que se tramita con la Aduana requieren original y copia de los siguientes documentos:

  • pasaporte y sello de entrada
  • licencia de conducción
  • propiedad del vehículo
  • permiso de circulación (o placas)

El costo es de 160 quetzales, que se abonan en el Banrural, y el permiso es válido por 90 días, al término de los cuales el vehículo tiene que abandonar el país y no puede regresar hasta pasados otros 90 días. El oficial de Aduana hace inspección visual del carro por dentro y comprueba placas y número VIN. Entregan un documento impreso, con los datos del carro, el dueño y el conductor adicional y ponen un sticker en el parabrisas. Luego, hacen una fumigación del carro por fuera y cobran 39 quetzales por ello. No es obligatorio tener seguro contra accidentes.

Nuestra experiencia

Puesto fronterizo El Ceibo, octubre del 2020

La pirmera vez que fuimos a Guatemala, queríamos comenzar nuestro viaje por el departamento del Petén, donde están Tikal, Uaxactún y Yaxhá (míralos en nuestros Sitios Favoritos), por eso elegimos el puesto fronterizo de El Ceibo, a una hora más o menos de Tenosique (México). Llegamos a media mañana y nos permitieron ir al lado guatemalteco para asegurarnos que teníamos todo lo necesario para ingresar en el país antes de tramitar la salida de México. Luego regresamos y fuimos a las oficinas mexicanas.

Como viajamos en un motorhome (con permiso por diez años) no tuvimos que hacer NADA en Aduana y fuimos directo a Migración. Pero, si viajas en un carro ligero o moto (con permiso por seis meses) entonces sí tienes que ir a cancelar el permiso y te devuelvan el depósito que dejaste en el momento de la entrada.

En Migración nos revisaron los pasaportes y pidieron los comprobantes de pago que nos dieron al entrar. Después de eso nos sellaron la salida y listo. Recogimos el camper y lo manejamos hasta el lado guatemalteco.

En ese momento, Guatemala exigía una prueba PCR o antígeno para entrar al territorio nacional (aunque con cierta flexibilidad en el requerimiento). Después de verificado este requisito, fuimos a Migración para sellar los pasaportes. No tuvimos que llenar ningún documento. Ahí nos otorgaron los 90 días. Después fuimos a Aduana, que era una oficinita montada en un contenedor con aire acondicionado. Había gente por los alrededores ofreciendo ayuda, pero como hemos dicho antes, no creemos necesario usar este “servicio”. Una vez procesados los documentos (propiedad del carro, permiso de circulación, pasaportes y licencias de conducción de los dos), llegó el momento de pagar los 160 quetzales. Nos dijeron que le diéramos en dinero a uno de los niños que pululaban por allí que ellos se encargan. Preferimos ir nosotros mismos. Hay que caminar unos 200 metros hasta una tiendita donde hay un agente de Banrural (banco guatemalteco) y uno de los niños nos acompañó para decirnos dónde era, a cambio de una propina. El comprobante de pago que te dan allí es lo que se entrega en Aduana.

Con el permiso de importación temporal en la mano y el sticker en el parabrisas, solo nos faltaba la fumigación. Uno de los niños nos dijo que costaba 100 quetzales. Luego un hombre parado afuera de la oficina nos dijo que eran 50 quetzales. Al final, pagamos 39 quetzales que es el precio oficial. No se dejen timar. De allí nos fuimos para Flores a pasar la noche.

Puesto fronterizo La Mesilla, abril del 2021

La segunda vez que entramos a Guatemala desde México, íbamos con el plan de atravesar el país rápidamente pues ya las fronteras del resto de Centroamérica estaban abiertas. La Mesilla, en el departamento de Huehuetenango, es una zona de mucha actividad y tráfico. Hay montones de negocitos vendiendo ropa, bisuterías y comida y casi que hay que pedir permiso a los peatones para transitar. También hay gente cambiando dinero (pesos mexicanos – quetzales).

Las autoridades guatemaltecas estaban haciendo pruebas de antígeno gratuitas allí mismo y con eso te admitían en el país. El resto de los documentos y pagos fueron los mismos que la vez anterior más $15 USD que cobran ahora en Migración al dueño del vehículo.

En la Aduana comprobaron con exactitud que el carro llevaba 90 días fuera del país. Otros viajeros nos han dicho que ellos han vuelto en menos tiempo y los han admitido, pero nuestra experiencia fue de que son estrictos con esto. De ahí manejamos un par de horas hasta el hotel Pino Montano, donde admiten a viajeros que van a pasar la noche en su vehículo.

Otras Fronteras:

De 🇺🇸 Estados Unidos a 🇲🇽 México

De 🇬🇹 Guatemala a 🇭🇳 Honduras

De 🇭🇳 Honduras a 🇳🇮 Nicaragua

De 🇳🇮 Nicaragua a 🇨🇷 Costa Rica

De 🇨🇷 Costa Rica a 🇵🇦 Panamá